Novedades Cuna de Salud

Recientemente en CUNA DE SALUD hemos introducido como novedad gran variedad de artículos entre los cuales queremos destacar:

Moringa

Con más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes diferentes la moringa es una de las más ricas fuentes naturales conocidas de vitaminas y minerales y bien merece ser citada como el “árbol de la vida”.

moringa-500x554

Las razones para incluir en nuestra dieta la moringa son muchas. Pese a ser todavía un tanto desconocido este árbol originario de India y de ciertas zonas del norte de África es un auténtico manantial de salud que lleva en sus hojas, raíces, flores y semillas un aporte de propiedades antibacterianas, antioxidantes y mineralizantes que merece la pena tengas en cuenta.

La moringa oleifera se utiliza tradicionalmente para:

-Estimular las defensas del cuerpo

-Desintoxicar el cuerpo

-Aumentar los niveles de energía

-Controlar el peso y la digestión

-Promover la piel sana

-Aliviar los dolores de cabeza

-Previene la pérdida de cabello

El poder antioxidante de la moringa oleifera

Uno de los principales atractivos de la moringa es su destacado poder antioxidante. Utilizando el método de prueba conocido como ORAC (capacidad de absorción de radicales de oxígeno) la moringa tiene un valor que oscila alrededor de las 50.000 unidades por cada 100gr, lo que la hace la planta con el valor ORAC de las más altas conocidas actualmente.

Los antioxidantes plantan cara a los radicales libres y protegen nuestras células frente al envejecimiento y enfermedades degenerativas.

La moringa encierra también un gran poder antibacteriano que se concentra especialmente en el polvo de sus semillas. Un arma natural poderosa para combatir las infecciones, que ha aumentado la popularidad de esta completa planta en las poblaciones más pobres y con mayores problemas alimenticios.

Una planta rica en aminoácidos y minerales

Para quienes busquen aumentar su ingesta de aminoácidos y proteínas de origen vegetal en la moringa encontrarán una buena aliada. Esta planta catalogada como superalimento es un buen suministro para el cuerpo de proteínas directas a mejorar la piel y nuestros tejidos cartilaginosos, gracias a la concentración de aminoácidos esenciales presentes en sus hojas. Vegetarianos y especialmente veganos aumentarían su ingesta de proteínas añadiendo en su dieta la moringa.

La moringa suma también gran cantidad de minerales como el potasio, el hierro o calcio, un elemento clave para controlar la presión arterial, reforzar los huesos y prevenir algunas enfermedades como la osteoporosis. Junto al magnesio presente en la moringa trabajan como un tándem perfecto facilitando la absorción de minerales en nuestro organismo.

 

La moringa: una aliada clave frente el envejecimiento de la piel

Las hojas secas de la moringa son un gran regalo para la piel por sus efectos nutritivos y su capacidad rejuvenecedora. Muchas casas de cosmética ya incluyen esta planta entre los componentes de sus productos por su fortaleza para mantener a raya la aparición de arrugas y líneas de expresión, además de su capacidad para favorecer las estructuras celulares.

Conocida como una de las plantas más completas, la moringa ha aportado también su granito de arena en la lucha contra la desnutrición en países azotados por la hambruna. Sus propiedades nutricionales, su buen sabor y la posibilidad de aprovechar prácticamente todas las partes de la planta la convierten en un componente base en la alimentación de determinadas zonas como Haití, Senegal o Mali, donde su cultivo es clave.

El equipo de Cuna de Salud recomienda acudir a un profesional de la salud a la hora de elegir un producto u otro. Es importante conocer los productos y saber cuál es el más adecuado para cada persona debido a que no todos los organismos son iguales. No lo dudes, ven y consúltanos sin compromiso.

Nos encontrarás en C/ Legión Española nº1, BURGOS

Levadura Nutricional

La levadura nutricional (Saccharomyces cerevisiae) .Cuando se habla de levadura desactivada, quiere decir que cuando se mezcla con agua o azúcar, no comienza el proceso de fermentación natural.

Este tipo de levadura se cultiva en una mezcla de melaza de caña y de remolacha durante siete días, momento en el que una variedad de vitaminas B se agregan a él, particularmente la llamada vitamina B-12, se debe secar cuidadosamente (por debajo de los 50ºC) para no destruir sus principales ingredientes: las vitaminas y las enzimas termosensibles. Además de su valioso aporte en sustancias nutritivas (vitaminas, minerales, aminoácidos, etc.), la levadura es importante por su acción de refuerzo y modulación de la flora intestinal.levadura-nutricional-500x554

En materia de vitaminas, tiene una gran riqueza del grupo B. Posee 34 veces más B1 que la avena y las nueces. Un par de gramos de levadura aportan la misma cantidad de B1 que 100 gramos de avena, 100 de lentejas y 100 de nueces, en conjunto. También es rica en B2, B4, B5, B6, B12 (vitamina clave para vegetarianos), PP, H, inositol, colina, PABA y ácido fólico.

A nivel de minerales, la levadura contiene magnesio, calcio, cinc, hierro, cobre, cromo y selenio. Dado que no es un alimento y se consume a nivel de pocos gramos diarios, la levadura resulta importante por su aporte en oligoelementos o minerales traza, carentes en nuestros alimentos refinados y procesados. Es el caso del cromo, cofactor de la insulina y cuya carencia está relacionada con los problemas diabéticos. O el caso del selenio, antioxidante protector del cáncer, el envejecimiento prematuro y los radicales libres. Estos micro minerales son ingredientes esenciales de la enzimas y participan en sus cascadas metabólicas.

La mitad del peso de la levadura esta formado por proteínas, aportando en cantidad significativa aquellos aminoácidos esenciales (es decir que no los puede sintetizar el organismo y que deben provenir de nuestros alimentos). También aporta glutatión, una proteína formada por tres aminoácidos, que resulta clave para la desintoxicación hepática, la neutralización de venenos y la eliminación de desechos  de tóxicos.

Si bien el uso de la levadura nutricional para preservar la salud y la larga vida, aparecía ya en los papiros egipcios, la ciencia moderna ha descubierto nuevas aplicaciones terapéuticas. Se lo considera un protector hepático, para problemas de azúcar en sangre, algunos la llaman “insulina vegetal”, dificultades digestivas, problemas nerviosos, estreñimiento, anemia y como tónico general. La levadura nutricional mejora la piel, la síntesis intestinal de vitaminas y el equilibrio de la flora intestinal.

Como decíamos al principio, es importante consumir levaduras secadas a bajas temperaturas y que no tengan tratamiento de desamargado. Este proceso se hace a nivel industrial para quitar el característico sabor amargo de la levadura y consiste en un lavado, que elimina también valiosos nutrientes. El sabor amargo de la levadura no debe ser un problema, ya que no se aconseja su consumo aislado ni en grandes dosis. Un par de gramos diarios debería pasar desapercibido en combinación con otros integradores alimentarios.

Beneficios para la salud de la levadura nutricional:

-Rica en proteínas: La levadura alimenticia es rica en 15 minerales y 18 aminoácidos, que también aportan proteínas para reparar los músculos y los tejidos, producir célula sanguínea y regular el transporte de los nutrientes por todo el cuerpo.

-Ricos en vitaminas del complejo B: La levadura alimenticia tiene una amplia cantidad de vitaminas del complejo B, como B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6 (piridoxina) y B9 (ácido fólico). Estas vitaminas del complejo B ayudan a mantener una buena tasa metabólica y también reducir los niveles de estrés, garantizar una piel sana y prevenir el cáncer de páncreas.

-Constituye Minerales: La levadura nutricional consiste en cromo, un mineral esencial, que es también conocido por el nombre, Factor de Tolerancia a la Glucosa (GTF). La ingesta de levadura nutricional es efectiva para tratar la diabetes y presión arterial baja y también es rica en otros minerales como el litio, manganeso, cobre, vanadio, molibdeno, zinc y cobre.

-Impulso para el sistema inmune: La levadura nutricional consiste en beta-glucano, un azúcar no digerible que estimula el sistema inmunológico y también posee propiedades anti-oxidantes.

-Posee mucha fibra: Reduce el colesterol, estreñimiento, enfermedades del colon, etc. actúa como un gran mecanismo de protección contra las enfermedades del corazón, diabetes y presión arterial alta.

-Baja en sodio: Es perfecto para aquellas personas que quieren mantener a raya su consumo de sodio. Una dieta baja en sodio previene las enfermedades del corazón, aumenta la reducción de peso y controla la presión arterial.

El equipo de Cuna de Salud recomienda acudir a un profesional de la salud a la hora de elegir un producto u otro. Es importante conocer los productos y saber cuál es el más adecuado para cada persona debido a que no todos los organismos son iguales. No lo dudes, ven y consúltanos sin compromiso.

Nos encontrarás en C/ Legión Española nº1, BURGOS

Copyright (c) Cuna de Salud 2014