Actualidad Cuna de Salud

Aqui podras ver noticias de actualidad en el mundo del bienestar.

STEVIA

Es una planta que regula el azúcar en la sangre, que reduce la presión arterial, que regula el aparato digestivo en general, actúa favorablemente en muchas personas con ansiedad, reduce la grasa en personas obesas , es diurética, eliminando kilos de líquidos corporales retenidos, reduce el colesterol y ayuda a quemar los triglicéridos.

La stevia es un pequeño arbusto herbáceo que no suele sobrepasar los 80 cm de alto, de hoja perenne, y de la familia de los crisantemos. Su nombre culto es Stevia Rebaudiana Bertoni, en honor a los dos científicos (Rebaudí y Bertoni) que la estudiaron y clasificaron en primer lugar.

Es originaria de la cordillera de Amambay, entre Paraguay y Brasil, en donde crece de forma espontánea, y ha sido consumida por los indios guaraní durante siglos, mucho antes de la llegada de los españoles a América. Los nativos la llamaban Ka´a He´e, que significa yerba dulce en español. La stevia procede de la misma zona que la yerba mate, que es el té sudamericano, por lo que no es extraño que se utilizara desde tiempo inmemorial para endulzar el mate, y por tanto puede decirse que la stevia es el edulcorante natural más antiguo que se conoce.

La hoja de la stevia es la parte más dulce de la planta y donde residen sus propiedades terapéuticas. Las flores de la stevia son pequeñas y blancas, y no demasiado vistosas. En España suelen aparecer en octubre. Las semillas de esta planta son aquenios muy ligeros que son diseminados por el viento y tienen una capacidad de germinación más bien escasa.

Hoy en día la stevia se cultiva de forma intensiva para la fabricación del único edulcorante seguro, natural, y sin riesgos para la salud. Y también para consumirla como planta medicinal por sus propiedades curativas. Leer más: STEVIA

BIOCRECIMIENTO

Papillas instantáneas con cereales de cultivo ecológico.

Están elaborados a partir del grano integral con su germen y su fibra, con todas sus proteínas, sales minerales y vitaminas, lo que hace innecesaria la adición de elementos sintéticos de compensación.

Recordamos que las vitaminas sintéticas pueden no tener la misma estructura (levógira y dextrógira) que las que se encuentran en los alimentos naturales y que por ello pueden no actuar de forma tan beneficiosa (se asimila sólo la forma dextrógira) y que carecen de la matriz, presente en los alimentos naturales, que permite y/o dinamiza su asimilación y metabolización en el organismo. Leer más: BIOCRECIMIENTO

Copyright (c) Cuna de Salud 2014